Perro obsesionado con la nieve encuentra una cueva impresionante y no la deja

Un adorable perro Samoyedo que está obsesionado con la nieve, se encuentra con una cueva de nieve y la convierte en su lugar favorito

- Anuncio -

Echo, el Samoyedo, está completamente obsesionado con la nieve. Desde que era un cachorro, Echo ha demostrado su encanto por la nieve, y siempre se lo ha hecho saber de buena manera a su madre, Jennifer Wang.

Ella dice que su gusto obsesivo por la nieve puede ser porque su raza se adapta muy bien al clima frío.

Jennifer dijo a The Dodo:

«¡Le encanta hundir toda la cabeza en la nieve fresca y cavar agujeros lo suficientemente grandes para introducir todo el cuerpo!».

Perro obsesionado con una cueva de nieve

Echo disfrutando
Instagram/ echothecloud

- Anuncio -

Un día, Echo estaba de paseo con su madre y un primo de la familia, cuando de repente se encontraron con una cueva de nieve. La mujer y su primo estaban ansiosos por mirar qué había dentro, pero Echo estaba un poco nervioso.

Perro obsesionado
Imagen | Jennifer Wang

La cueva estaba ligeramente cubierta de nieve y no parecía ser tan segura, por lo que no le generaba mucha confianza al perrito aventurero. Pero cuando Echo se dio cuenta de que el lugar era seguro, no pasó mucho tiempo para que se enamorara de la acogedora cueva de nieve.

- Anuncio -

Echo en la cueva
Imagen | Jennifer Wang

Jennifer comentó:

«A partir de ese momento, decidió que era su nuevo hogar y se negó a salir. finalmente salió, solo para volver a entrar, como si dijera: ¡Oye, ven a ver mi nueva cuna!».

Perro obsesionado cueva
Imagen | Jennifer Wang

Después de varios intentos, finalmente pudieron sacar a Echo de la cueva y continuar con su camino hasta llegar a casa. Luego de unos días, realizaron la misma caminata, pero esta vez Echo estaba decidido a mantenerse firme en su decisión de quedarse en la cueva.

- Anuncio -

Echo cueva
Instagram/echothecloud

Aunque la entrada de la cueva estaba casi completamente cubierta de nieve, Echo sabía exactamente dónde estaba ubicado su lugar favorito y lo encontró con facilidad. Echo empezó a cavar para desbloquear la entrada y luego de deslizó para entrar en ella, simplemente masticó nieve, se recostó y se relajó.

Echo de nieve
Instagram/ echothecloud

Estuvo un buen rato allí, parecía que estar en la cueva le traía mucha tranquilidad, además había determinado que era el escondite perfecto de nieve. Lo único que quería era que su madre también se quedara en la cueva viviendo, después de todo, era un lugar acogedor.

Perro obsesionado nieve
Instagram/ echothecloud

Sin embargo, Jennifer no estaba de acuerdo con ese plan, quería volver a casa, y tuvo que crear una estrategia para sacar a Echo de la cueva. Echo no quería salir de su cueva, y cuando escuchó que lo llamaban para continuar el camino, no estaba de acuerdo en seguir las instrucciones.

Echo encanta nieve
Instagram/ echothecloud

Jennifer dijo:

«Lo llamamos varias veces para que saliera, pero solo cuando sacamos su bolsa de golosinas se convenció de salir de la cueva».

Echo en la nieve
Instagram/ echothecloud

Echo continuó su caminata con mal humor, pero seguramente tiene la esperanza de que su madre lo llevará nuevamente a su lugar favorito de nieve.

Si deseas seguir a Echo, puedes hacerlo a través de Instagram y Tik Tok.

Lo último