Puso una cámara en la casa del gato callejero para asegurarse de que llegue bien a casa

Un hombre coloca una cámara de visión nocturna para asegurarse de que el gato sin hogar que ha estado alimentando llegue bien a casa

- Anuncio -

Maria Cassano notó hace ya algunos años que una gata pasaba por el patio trasero de la casa de su padre en Long Island, Estados Unidos, y llevaba consigo un gatito bebé. Preocupada por ellos, trató de alimentarlos a pesar de que su padre no estaba de acuerdo, y logró que él hiciera una excepción.

A Maria le preocupaba que, por no alimentarse bien, la gata no pudiera amamantar a su pequeño; ella empezó a llamarla «mamá» y dejaba comida para ella fuera de la casa. Así que la gata se convirtió en una visitante permanente y la nueva preocupación de la familia era el clima frío.

Maria dijo a The Dodo:

«Mi papá es muy hábil y, aunque no es fanático de tener mascotas en la casa, es un tipo realmente empático y le encanta ayudar»

Familia instala cámara en la casa del gato salvaje

Gato salvaje en la entrada
Imagen/Maria Cassano

Uno de sus vecinos adoptó al gatito pequeño, pero mamá seguía en las calles y pasaba por la casa del padre de Maria a comer, así que el hombre decidió construir una casa para mamá.

- Anuncio -

Maria cuenta:

«Cuando su novia y yo comenzamos a preocuparnos por los gatos que sobrevivieron al clima frío, mi padre ordenó los elementos para una casa para gatos con calefacción, la cubrió con materiales impermeables, construyó una base y la colocó en el patio trasero».

Gato duerme
Imagen/Maria Cassano

Al poco tiempo, mamá tuvo otro bebé y preocupado el padre de Maria decidió instalar una cámara IR con el fin de asegurarse de que ambos regresaran a salvo a dormir; no imaginó que con esta idea obtendría hermosas y adorables imágenes.

cámara en el patio
Imagen/Maria Cassano

Maria finalmente logró acercarse y llevar a mamá y a su gatito a un refugio local para esterilizarlos y vacunarlos.

- Anuncio -

Maria agregó:

«Era otoño, y el refugio dijo que mamá estaría bien para regresar, pero el gatito probablemente era demasiado joven para sobrevivir el invierno si se dejaba afuera».

Gato durmiendo
Imagen/Maria Cassano

Así que la mujer cuidó al pequeño gato para protegerlo del clima frío, y logró encontrarle un hogar definitivo. Por su parte, mamá ahora tiene dos amigos felinos más, llamados Inky y Finky y disfrutan pasar ratos juntos en el patio trasero.

Tierna foto de gato salvaje
Imagen/Maria Cassano

Maria comentó:

“No entrarán ni nos dejarán tocarlos, pero nos reconocen, toman una siesta en el taburete [o] en las sillas de jardín, conviven con nosotros en el patio trasero y, a veces, se acercan a la ventana cuando es hora de comer».

Gatos en las sillas del jardín
Imagen/Maria Cassano

Con el tiempo han añadido algunos espacios más para los gatos.

- Anuncio -

Maria dijo:

«A lo largo de los años, hemos conseguido algunas casas más y un ‘iglú de gatos’, por lo que todos nuestros residentes pueden mantenerse calientes, en broma me refiero a ellos como ‘Los condominios de gatos de Steve'».

Gato salvaje durmiendo
Imagen/Maria Cassano

Gracias a Maria y su padre, los gatos callejeros cuentan con un lugar caliente para pasar las noches frías.

Lo último

- Anuncio -