Perrito fiel sube a la ambulancia para seguir a su padre al hospital

Un perrito fiel sube a una ambulancia para no dejar solo a su humano que acababa de sufrir una recaída mientras daban un paseo juntos

- Anuncio -

Mientras conducía su vehículo en la noche, Anderson Bahi presenció una escena muy conmovedora que seguramente recordará por siempre. El hombre fue testigo de un cuadro de amor verdadero; un perrito fiel se subió a una ambulancia para acompañar a su humano hasta el hospital.

Al parecer el padre del perro se habría enfermado poco después de sacar a su mascota a pasear. Cuando los socorristas llegaron para transportar al hombre a un hospital, el perro no dudó un segundo y saltó sobre dentro de la ambulancia.

Anderson dijo a The Dodo:

«Estaba pasando en mi auto cuando vi una ambulancia detenida al otro lado de la carretera».

Perrito fiel sube a la ambulancia para estar con su dueño

perrito fiel en ambulancia
FB/ Anderson Fechner Bahi

A pesar de que solo pudo presenciar la escena desde lejos; algo era muy evidente. El animal de compañía amaba profundamente a su humano y no estaba dispuesto a abandonarlo en ninguna circunstancia.

- Anuncio -

Anderson agregó:

“El amor que este perrito siente por su dueño es algo muy especial. Un amor fiel».

Los socorristas también se percataron de la reacción del animal hacia su humano y no fueron indiferentes ante la situación. Antes de partir camino al hospital abrieron las puertas para que pudiera entrar y acompañar a su padre.

- Anuncio -

Pero la historia no termina allí, el perrito continuó fiel a su ser querido, y apenas ingresaron al hospital para brindarle atención médica al hombre, el animal permaneció inmóvil a las afueras del lugar esperando pacientemente el regreso de su padre.

Perrito fiel fuera del hospital
FB/ Anderson Fechner Bahi

No transcurrió mucho tiempo cuando la rescatista local de animales María Lúcia Muniz se enteró de la situación del adorable perrito. Ella vive cerca del hospital y se ofreció a llevarlo a casa, por fortuna la espera del perro no fue larga.

María cuenta:

“Fue muy emotivo. Pero gracias a Dios, el propietario solo estuvo hospitalizado durante 45 minutos. Su familia llegó para llevarlo a él y a su perro a casa».

Lo último

- Anuncio -