Perrito amante de la nieve se niega a dejar que su abuelo lo limpie todo

Adorable perrito amante de la nieve se niega a permitir que su abuelo limpie toda la nieve y no se mueve de un pequeño montículo que protege

- Anuncio -

Buster es un encantador husky que vive junto a su padre en Canadá y, por supuesto, este perrito amante de la nieve, disfruta sus ratos jugando afuera en el clima frío. Para Buster, pasar ratos en medio de la nieve es una de sus cosas favoritas, y no le gusta en lo más mínimo cuando su familia le dice que es hora de volver a casa de nuevo.

Cuando llegó la primera nevada de la temporada de este año, Buster parecía muy emocionado por tanta nieve junta. El perro no podía esperar para saltar y zambullirse allí, así que estaba bastante inquieto y molesto cuando vio que su abuelo estaba quitando toda esa perfecta nieve que cubría su hogar.

Michael Kapusty, el padre de Buster, dijo a The Dodo:

«Puede ser un verdadero desafío llevarlo adentro a altas horas de la noche; preferiría dormir en un banco de nieve. Salta y se sumerge en la nieve como un delfín en el agua».

Perrito amante de la no quiere que su abuelo limpie todo

Perrito amante de la nieve y su padre
Instagram/ kapusty

Cuando su abuelo continuó retirando toda la nieve a su alrededor, Buster no se movía de un pequeño montículo, él estaba protegiéndolo con su cuerpo, y cuando finalmente su abuelo intentó moverlo para quitar también esa parte, Buster simplemente se negó a moverse y permitir que su abuelo se deshiciera de su preciada nieve.

Perrito amante de la nieve
Instagram/ kapusty
- Anuncio -

Michael cuenta:

“Esta fue su primera nevada del año, y no le gustó el hecho de que se lo estuviéramos quitando. Entonces, se acercó y se sentó en el medio».

Perro impide que limpien el patio
Instagram/ kapusty

Lamentablemente, Buster tuvo que aceptar la derrota y permitirle a su abuelo que retirara su preciada pila de nieve. El perrito parecía bastante decepcionado, hasta que se dio cuenta de que había muchísima más nieve afuera aún, así que se sintió aliviado y siguió jugando alegremente.

El padre adoptivo de Buster asegura:

«Sabía que este era un momento típico de Buster. Le dijeron que se moviera, pero la expresión de su rostro decía lo contrario. Se quedó allí hasta que todo lo que le rodeaba desapareció y se dio cuenta de que había perdido la batalla».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Michael Kapusty (@kapusty)

- Anuncio -

Por supuesto, su familia sabe que Buster es un perro que ama la nieve y que puede pasar horas simplemente sumergido en medio de ella, y así ser el chico más feliz de todos, y ellos jamás quieren quitarle algo que lo haga así de feliz. Así que él siempre tiene la oportunidad de salir a jugar durante su temporada favorita.

Perrito en la nieve
Imagen/ Michael Kapusty

Si quieres conocer un poco más sobre Buster y sus travesuras, puedes visitar su cuenta en Tiktok y la de su padre en Instagram.

Lo último

- Anuncio -