Mamá osa regaña a su cachorro por asomarse por la ventana de estas personas

Mamá osa no podía permitir que su bebé estuviera sobrepasando los límites e invadiendo la privacidad de las personas

- Anuncio -

Sumer Walser Williams y su esposo que viven en Carolina del Norte, Estados Unidos, se despertaron una mañana debido a los ruidos de un visitante poco probable. Un oso bebé adorable que los estaba espiando a través de las ventanas.

Sumer dijo a The Dodo:

«Escuchamos ruidos fuera de la ventana de nuestra habitación que da a nuestra terraza delantera. Efectivamente, cuando encendí las luces de la terraza delantera, había un cachorro en la puerta principal».

Mientras Sumer y su esposo miraban asombrados, el pequeño oso se puso de pie para observarlos mejor a través de la ventana.

Osito se mete en problemas con mamá osa por espiar a la gente

Oso bebé
Sumer Walser Williams

La pareja no se molestó por haber sido despertados con un escándalo por este curioso animal a la madrugada. Por el contrario, estaba encantada e intrigada.

- Anuncio -

Sumer dijo:

«Recordamos haber pensado: ‘Esto es totalmente genial'».

Pero no todo el mundo estaba tan contento de que el osito traspasara los límites. Después de unos instantes apareció la madre del cachorro, se subió a la terraza y lo regañó después de haberlo atrapado en el acto.

No te pierdas el adorable momento en video:

- Anuncio -

Sumer, que es madre de dos niños pequeños, entendió perfectamente la reacción de la madre oso hacia el mal comportamiento de su hijo.

Ella dijo:

«Fue tan fácil de identificar. Esa es mi experiencia diaria con mis propios hijos. Creo que eso es lo que hizo que el video fuera tan grandioso. Demostró que algunos aspectos de la crianza de los hijos son uniformes en todas las especies».

La mujer imagina que lo que la madre oso podría haberle dicho a su cachorro era algo como esto: «Te he dicho cientos de veces que no molestes a la gente».

Mamá osa regaña bebe
Sumer Walser Williams
- Anuncio -

Después de un rato, los osos se fueron, poniendo fin a una dulce visita que Sumer y su esposo nunca olvidarán.

Sumer añadió:

«Estas visitas son solo recordatorios de que somos tan huéspedes en sus hogares como ellos en los nuestros».

Lo último

- Anuncio -