Síguenos:

Shane Godfrey y Willie son los mejores amigos, pero hace un tiempo Shane tuvo una gran decaída que lo dejó interno en el hospital. Cuando se reencontraron, Willie por poco no lo reconoce pues el hombre bajó mucho de peso, perdió 50 libras, pero al acercarse un poco se dio cuenta de que era su persona favorita y no pudo contener la alegría. Definitivamente es un perro adorable.

Queremos leer lo que opinas.
!Únete a la discusión!